Guía para elegir a tus damas de honor

Guía para elegir a tus damas de honor


Hace unos años, ni nos hubiéramos planteado que algunas de nuestras amigas, primas o conocidas se vistiesen igual para nuestra boda y llamarlas como en las películas: damas de honor. Sin embargo, cada vez vamos adoptando más detalles de los enlaces americanos y las ceremonias y fiestas nupciales son más parecidas al romance de Hollywood. En este caso establecemos una guía para escoger a aquellas personas que serán tus fieles damas de honor y te acompañarán en el día de tu boda.

  • Círculo íntimo. En las bodas se tiene constantemente la sensación de no querer dejar de lado a nadie, aunque sea sin mala intención. Sin embargo, tienes que pensar que tus damas de honor deben ser realmente esas mujeres que son íntimas para ti, que te acompañan tanto en lo bueno y lo malo de la vida, y que tienen que verse recompensadas y sentirse especiales de algún modo. Esas amigas entrañables, puede que tu prima más cercana y alguna compañera de trabajo que también es amiga pueden formar parte del cortejo nupcial.

  • Personas de confianza. Dentro del círculo íntimo también hay que seleccionar, porque puedes verte tentada a incluir a alguien de tu familia que por mucho que comparta sangre contigo, no te puedes fiar de ella, y lo sabes. Para que nadie te amargue la boda con comentarios que no ayudan o que te haga sentir incómoda, empieza a tachar nombres. Quédate con las personas con las que puedes ser tú misma de manera total, que no van a juzgar tus actos o decisiones antes o durante la boda.
  • Personalidades afines. Esas mujeres pasarán juntas mucho rato de la boda, por lo que es conveniente que tengan personalidades afines o algo que les una más allá de tu amistad. Puede que no escojas a amigas que sean además amigas entre sí, pero sí sería conveniente que apuestes por tu círculo de confianza que tenga ganas de ayudar, pasarlo bien e integrarse en el proceso de preparación y organización de la boda.
  • Capitana del equipo. Sean tres, sean cinco o incluso sean siete, es necesario establecer quién es la cabeza pensante de todo lo que hagan las damas de honor antes y durante la boda. Normalmente, como ocurre en las despedidas de soltera, es conveniente que una de las del grupo se establezca como ‘capitana’ para que guíe a las demás y tenga contacto directo con la novia de la boda.

Imágenes: Pinterest

FUENTE MEJORES SITIOS WEB DE BELLEZA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: