¿Han aprendido de sus errores las empresas mineras?

¿Han aprendido de sus errores las empresas mineras?

La semana pasada, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) anunció, con bombos y platillos, que el Perú era el primer productor de oro en América Latina y el sexto a nivel mundial. Pero ni siquiera hizo mención al número de conflictos mineros que existen en el país: 78 según el último reporte de la Defensoría del Pueblo (publicado en enero).

En la misma línea de presentar al sector minero como repotenciado, el último domingo, la revista Semana Económica (SE) publicó un artículo titulado “En sacos distintos” en el que concluye que este 2018, los conflictos sociales no serán mineros porque las empresas “han aprendido de sus errores pasados”.

Partiendo del caso del paro agrario y la protesta de los productores de papa, los autores (Rafael Aste y Alvaro Roncal) sostienen que “este conflicto responde a la pérdida de legitimidad del gobierno y no al discurso socioambiental que impulsó los conflictos durante el boom minero pasado”.

Según SE, las mineras “se han protegido por una sofisticación” de sus estrategias: “relacionamiento con stakeholders y autoridades locales, difusión de información ambiental sobre sus proyectos y desarrollo de emprendimientos autosostenibles en la economía local”.

¿Qué tan cierto es esto? Para responder a esta pregunta, consultamos con José de Echave, director del Observatorio de Conflictos Mineros (OCM). Para este experto, “hay una suerte de sobredimensionamiento” cuando se afirma que los conflictos no afectarán a la minería este año.

“Las estrategias que dicen estar aplicando no son nuevas. Se han venido usando desde hace bastante tiempo y no veo motivo por el que ahora sí estén funcionando. Por el contrario, lo que veo es poco aprendizaje. Por ejemplo, con las declaratorias de estados de emergencia en el corredor minero”, dice de Echave a LaMule.pe.

Recordemos que en su último informe, el OCM explicó la reducción de la conflictividad social en zonas mineras a los menores precios internacionales de los metales, a la coyuntura política, marcada por denuncias de megacorrupción, y a la proximidad de las elecciones regionales y municipales. 

De Echave precisa que en los últimos dos o tres años, las empresas mineras decidieron invertir menos por lo que la presión en los territorios se redujo. “La conflictividad social está relacionada a la presión que hacen las empresas en sus intentos de avanzar con sus proyectos, pese a que no cuentan con la aceptación social. Pero ahora la situación ha cambiado, los precios se han recuperado”, señala.

“Ahora está comenzando a haber una ebullición por avanzar con las inversiones mineras sin que hayan solucionado sus problemas. Van a insistir con lo mismo y se van a encontrar con un rechazo, milagrosamente la situación no va a cambiar en Tía María”, afirma de Echave.

En este sentido, el exviceministro de Gestión Ambiental precisó que se deben diferenciar los conflictos mineros, no todos tienen las mismas características.

“Hay una visión plana de la conflictividad, para estos señores [los empresarios mineros y sus voceros], que piensan que los conflictos son iguales, ese es un error tremendo. Tenemos conflictos de rechazo y otros de convivencia: no es lo mismo Las Bambas que Tía María: en el primero la gente acepta el proyecto, pero reclama mayores beneficios y condiciones, en cambio en el otro los agricultores lo rechazan porque se sienten amenazados”, afirma el experto.

Además, explica de Echave, la conflictividad no solo debe medirse por números, sino por intensidad y “este año podríamos tener un rebote de conflictos mineros”. Contrario a lo sostiene SE, de Echave cree que el 2018 va a ser un año complicado por los conflictos mineros. Desde el OCM, estima que “con los actuales precios, varios proyectos se van a reactivar como Río Blanco, Kañaris y otros en Cajamarca”. “Las empresas van a querer avanzar con sus inversiones sin haber resulto problemas sociales anteriores”, dice.

“Construir un discurso de que los conflictos han bajado como consecuencia de la implementación de nuevas estrategias de las empresas mineras no se condice con la realidad”, afirma el experto en conflictos mineros.

¿Cómo le irá a las empresas mineras en la gestión de los conflictos sociales provocados por sus proyectos? Veremos si de verdad han aprendido la lección o si siguen repitiendo los errores del pasado. 

(Foto: publico.es)

Notas relacionadas en LaMula.pe:

Perú es el primer productor de oro en América Latina y sexto a nivel mundial

De Echave: Los estados de emergencia se han vuelto una política de Estado para garantizar la inversión minera

2017: el año en que PPK aprobó exploración minera sin evaluación ambiental en territorios indígenas

FUENTE MEJORES SITIOS WEB DE NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: