URGENCIA DE REGLAS PARA PRODUCCIONES DECLINANTES DE HIDROCARBUROS.

URGENCIA DE REGLAS PARA PRODUCCIONES DECLINANTES DE HIDROCARBUROS.

Está en la cumbre de la presión mediática, alentada por las empresas del sector oil & gas, la aprobación del proyecto de Ley (PL 2145/2017-PE), cuyo fin es modificar la Ley Orgánica de Hidrocarburos (Ley 26221), de 24 años de vigencia. Los defensores del proyecto aducen que promoverá la alicaída producción hidrocarburífera y la inversión para revertir la situación.  

Mi percepción es, que la preocupación de la propuesta legislativa está en la prórroga por 20 años de los contratos que vencen en 7 años o menos. Las directamente favorecidas serían las empresas: Pluspetrol Norte, Graña y Montero Petrolera, CNPC (estatal china) y Savia (consorcio de estatal colombiana y coreana).

La actualización legislativa no se preocupa en absoluto de tener reglas para que la agencia promotora del sector, Perupetro, pueda normar obligatoriamente y en condiciones de mercado, sobre producciones declinantes. Hoy existe la facultad de hacerlo vía Decreto Supremo, a iniciativa de la agencia estatal, la cual no la vemos por lo menos en los últimos 12 años.

Un ejemplo pone de manifiesto la necesidad de lo que solicito. Es el caso del abastecimiento del gas licuado de petróleo (GLP), que enfrenta dos problemas en simultáneo: caída de la producción y crecimiento de la demanda.

La producción tiene como principal abastecedor de GLP al Consorcio Camisea, que cubre el 76% del total, según cifras al cierre del 2017. La proyección al 2021 de los propios operadores de los lotes productores, indica que su oferta decaerá en 16%. En el mismo período, la demanda interna se incrementará en 19 %, inclusive descontando el efecto de la incorporación de más consumidores al suministro de gas natural por redes. Esta realidad implica que la importación de GLP se cuadriplicará al 2021.

Pregunto al gobierno que ha propuesto el proyecto de ley referido, a las empresas y sus voceros que hoy claman por la aprobación inmediata y a los legisladores: ¿hay alguna salida para situaciones de este tipo? ¿A nombre de la inversión le dejamos la liberalidad a Perupetro y a las empresas? Nada más oportuno que citar a Ammonio que en su obra “La vida de Aristóteles”, le atribuyó la frase: “amigos somos de Platón pero más amigos somos de la verdad”.

FUENTE MEJORES SITIOS WEB DE NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: